Poesías sobre la Primavera

 

 

 

 

 

SE MATÓ UN TOMATE

 ¡Ay! ¡Qué disparate!

¡Se mató un tomate!

¿Quieren que les cuente?

Se arrojó de la fuente

sobre la ensalada

recién preparada.

Su rojo vestido

todo descosido,

cayó haciendo arrugas

al mar de lechugas.

Su amigo Zapallo

corrió como un rayo

pidiendo de urgencia

por una asistencia.

Vino el doctor Ajo

y remedios trajo.

llamó a la carrera

a Sal, la enfermera.

Después de sacarlo

quisieron salvarlo

pero no hubo caso:

¡Estaba en pedazos!

Preparó el entierro

la agencia “Los Puerros”.

Y fue mucha gente...

¿Quieren que les cuente?

Llegó muy doliente

Papa, el presidente

del Club de Verduras,

para dar lectura

de un “Verso al tomate”

(otro disparate)

mientras, de perfil,

el gran Perejil

hablaba bajito

con un rabanito.

También el Laurel

(de luna de miel

con Doña Nabiza)

regresó de prisa

en su nuevo yate

por ver al tomate.

Acaba la historia:

Ocho zanahorias

y un alcaucil viejo

formaron cortejo

con diez berenjenas

de verdes melenas, sobre una carroza

bordada con rosas.

Choclos musiqueros

con negros sombreros

tocaron violines

quenas y flautines,

y dos ajíes sordos

y espárragos gordos

con negras camisas,

cantaron la misa.

El diario espinaca

la noticia saca:

-Hoy, ¡qué disparate!

¡se mató un tomate!-

Al leer, la cebolla

lloraba en su olla.

Una remolacha

se puso borracha.

-¡Me importa un comino!

dijo Don Pepino...

y no habló la acelga

(estaba de huelga)

                   (Elsa Isabel Bornemann)

 

 

MI MACETA

En esta maceta

que compró mamá,

semillas de flores

yo voy a sembrar.

Primero, la tierra

he de colocar,

sin piedras ni palos...,

mullida además.

Y estas semillas

que tengo, mirad,

tapadas con tierra

las he de dejar.

Esto que yo he hecho

se llama sembrar.

Con mi regadera

las riego. Ya está.

Ahora, el sol calienta

y hace lo demás...

Nace, crece, crece,

hojas tiene ya

sujetas al tallo...

Ya florece, ya.

            (F. Fernández)

 

 

EL ARBOLITO

Arbolito verde

que en el campo estás

como un don del cielo

que sombra nos das.

por el aire libre

tu sombra derramas,

los pájaros cantan

en tus altas ramas.

 

PRIMAVERA

En las mañanicas

del mes de mayo

cantan los ruiseñores

se alegra el campo.

En las mañanicas

como son frescas

cubren los ruiseñores

las alamedas.

Ríense las fuentes

tirando perlas

a las florecillas

que están más cerca.

            (Lope de Vega)

 

LAS MENTIRAS

Yo salí de casa un día

con hambre de una semana,

me encontré con un ciruelo

cargadito de manzanas;

comencé a tirarle piedras

y caían avellanas;

al ruido de las nueces

vino el amo del peral:

-¿Por qué coges esas brevas

siendo mío el melonar?

 

LA ESCUELA DE LAS FLORES

En medio del prado

hay una escuela

a donde van las flores

y las abejas.

Amapolas y lirios,

violetas pequeñas,

campanillas azules

que, con el aire, suenan.

En medio del prado

hay una escuela,

y un margarita

que es la maestra.

            (Gloria Fuertes)

 

LA SEMILLA

Oculta en el corazón

de una pequeña semilla,

bajo la tierra, una planta

en paz dormía.

¡Despierta! dijo el sol.

¡Despierta!, la lluvia fría.

La planta que oyó la llamada

quiso ver lo que ocurría,

se puso un vestido verde

y estiró el cuerpo hacia arriba.

De toda planta que nace

ésta es la historia sencilla.

 

Cuando se van las nubes

sale el señor Sol,

cantan los pájaros

y brota la flor.

¡Es que ha llegado doña Primavera!

Cuando nacen las palomas

se abren las ventanas

y las mariposas vuelan

alrededor de tu casa.

¡Es que llega la Primavera!

¡Qué alegre, soleada y perfumada

es esta doña Primavera!

                  (Begoña Sanz)

 

 

LAS MAÑANITAS DE MAYO

Las mañanitas de mayo,

cuando empieza a clarear,

los pajaritos alegran

con su dulce gorjear,

y el rocío de la noche

hace los campos brillar.

¡Qué alegre está la mañana,

qué gusto da respirar

la fresca brisa que llega

perfumada del pinar,

mientras se escucha  alo lejos

un campesino cantar!

Esta mañanita clara,

qué hermoso es pasear

por la pradera florida

viendo el rebaño pastar,

y el arroyo fresco oyendo

entre el verde murmurar.

            (popular)

 

BODA DE FLORES

Aquella rosita

nacida en abril

quería casarse

con un alhelí.

Hará de padrino

su tío el jazmín

e irán a la boda

claveles cien mil.

 

 

 

La primavera ha venido,

nadie sabe cómo ha sido.

Ha despertado la rama,

el almendro ha florecido.

En el campo se escuchaba

el gri gri del grillo.

La primavera ha venido,

nadie sabe cómo ha sido.

                                       

 

 

MI MACETA

Esta es mi maceta

y en ella una siembra

voy a realizar.

Necesito tierra,

agua, luz y sol.

Pongo dos semillas,

cariño y amor.

Después... a esperar

y saldrán dos flores

para mi mamá.

            (Carmen Calvo Rojo)

 

EL PEQUEÑO PAJARITO

Esta mañana encontré

un pajarito en el suelo.

Le cogí, le acaricié,

le ayudé a emprender el vuelo.

¡Era aún tan pequeñito!

seguro que se cayó

de su nido el pobrecito.

¡Vuela, vuela lejos, pajarito!

            (Carmen Calvo Rojo)

 

 

                                                Volver al menú Poesías