poeinvi

Poesías sobre el invierno

 

         

     EL INVIERNO

Sopla, sopla viento norte

que esta noche va a nevar

¿qué va a hacer el jilguerito?

El jilguerito ¿qué hará?

Se sentará en el granero

y allí se calentará.

 En el manto de las alas

su cabeza esconderá

¡pobrecito jilguerito!

¡vuela, que te vas a helar!

 

 

SOL PEREZOSO

El sol tiene frío,

no quiere salir,

metido entre las nubes

se ha puesto a dormir.

 

 

NIEVA

Nieva la nieve blanca,

la lana y la nieve son

como copos, como lana,

como copos de algodón.

 

 

MUÑECO DE NIEVE

El muñeco de nieve

que hicimos en el jardín

tiene cara de frío

y no quiere sonreír.

El sol le hace cosquillas

con un rayo juguetón,

parece que ya se alegra.

¿Saltamos alrededor?

 

 

ESTAMOS EN INVIERNO

Con la nariz colorada

y bufanda de colores

paseo por la calle

dando tiritones.

El sol está escondido

y el viento silbando

froto y froto mis manos

que se están helando.

 

 

EL SOL QUERÍA BAÑARSE

El Sol quería bañarse

porque tenía calor.

Llevaba el calor por dentro

la Luna se lo advirtió;

pero el Sol no le hizo caso,

ni siquiera la escuchó.

Y hacia el caer de la tarde

se tiró al mar y se ahogó.

Al ver que se ahogaba el pobre,

el cielo se oscureció.

Las estrellas lloraban

lágrimas  de compasión.

 

 

EL VIENTO

Ha llegado un vientecito

despacito, despacito

con su nariz colorada

y una larguísima barba,

con un traje de lana

cubierto de nieve blanca.

Tan, tan,

Llaman a la puerta.

¿Quién es?

Ábreme que el invierno soy

y vengo helado de frío hoy.

 

 

Cuando se te enfrían los dedos

si un guante se te olvidó,

da palmadas fuerte, fuerte,

y entrarás así en calor.

 

 

CANCIÓN DE INVIERNO

Por una alfombra

de algodón

vamos en trineo

din, din, don...

Sombreros de lana

y capuchón,

ponchos de vicuña

don, don, don...

El  invierno toca

el acordeón

arriba de un árbol

din, din, don...

La cigarra duerme

en su colchón

mientras cae la nieve

don, don, don…

La lluvia nos canta

su canción

y el viento la aplaude

din, din, don...

Por un caminito

de alcanfor

ya se va el invierno

don, don, don...

 

 

EL RESFRIADO

Me duelen los ojos,

me duele el cabello,

me duele la punta

tonta de los dedos.

Y aquí, en la garganta,

una hormiga corre

con cien patas largas.

¡Ay, mi resfriado!

Chaquetas, bufandas,

leche calentita

y doce pañuelos

y catorce mantas

y estarme quieto

junto a la ventana.

Me duelen los ojos,

me duele el cabello,

me duele la punta

tonta de los dedos.

 

 

MUÑECO DE NIEVE

Hoy al abrir los postigos

vi un muñeco sin abrigo.

Un sombrero le tapaba

su cabeza de nieve helada.

Por nariz, una zanahoria;

por ojos, dos carbones,

y una bufanda larga

con flecos de colores.

 

 

                                                 Volver al menú Poesías