juediv

Otros juegos divertidos 

               La patata caliente                La bomba
               El escondite inglés                El dibujo escondido
               Ardillas en la jaula                Los globos
               La locomotora                Las cuatro esquinitas
               Círculos                Los oficios

La patata caliente

     Dispuestos en círculo los alumnos se van pasando una pelota (la patata caliente) lo más rápidamente posible. Mientras, otro niño ( o el profesor) con los ojos tapados en el centro del círculo cuenta hasta un número determinado previamente. Cuando acaba de contar, el niño que tenga en sus manos la patata caliente queda eliminado. Así sucesivamente hasta que uno resulta el ganador del juego. En la siguiente ronda será otro niño o el profesor quien cuente.

 

 

    El escondite inglés

     Los niños se colocan tras una línea y han de llegar hasta una pared que tienen enfrente. Un niño o el profesor “se la liga” y se pone de espaldas a los niños diciendo lo siguiente: “Una, dos y tres al escondite inglés, sin mover los pies”. Mientras tanto los niños tienen que avanzar lo más posible hacia la pared donde tienen que llegar. Al acabar de contar el que “se la liga” se da la vuelta y todos los niños deben estar como estatuas. Si ve a algún niño moverse éste debe volver a la línea de partida y comenzar de nuevo. Ganará quien primero llegue. El último que llegue a la meta será quien se la ligue para la siguiente ronda.

 

 

Ardillas en la jaula

     Todos los niños menos uno hacen grupos de tres. De cada grupo de tres, dos se toman de la mano y forman una jaula. El tercero es la ardilla y se pone dentro. A una señal las ardillas deben cambiar de jaula y uno queda fuera. No es eliminatorio.

 

 

La locomotora

     Se ponen tantos aros como niños menos uno. Se distribuyen los aros por el espacio y en cada aro un niño. El niño que no tiene aro es la locomotora, el maestro es el jefe de estación. La locomotora se va desplazando tocando en la cabeza a sus compañeros. Estos se van colocando detrás formando un tren. Cuando la locomotora toca el pito todos salen corriendo a ocupar un aro vacío, el que se queda sin aro hace de locomotora. Se repite.

 

 

Círculos 

     Se hacen con cuerdas o pintados en el suelo una serie de círculos ordenados  de mayor a menor. Los niños se tienen que meter en el mayor al oír una señal, después tienen que ir pasando a los más pequeños, los que no caben van quedando eliminados.     

 

 

La bomba

     Todos los jugadores se colocan en círculo, menos uno que se sitúa de espaldas a éste. Los del corro se pasan una pelota mientras el otro va contando hasta llegar a un número convenido; entonces pita o hace un ruido y el que tiene el balón queda eliminado y pasa a sentarse en el centro. El juego continúa hasta que solo queda un jugador que será el vencedor del juego.

 

 

El dibujo escondido

     Un jugador dibuja una cabeza (de animal, persona, monstruo...) y dobla la hoja a la altura del cuello, de manera que el siguiente jugador; sin ver lo hecho por el anterior, dibuje un cuerpo a continuación de dicho cuello. Una vez terminando, lo vuelve a doblar y se lo pasa al siguiente para que éste dibuje unas piernas, o patas, al cuerpo del anterior, de nuevo sin ver lo hecho por el anterior. Al desplegar el dibujo entero, el resultado es muy divertido ya que aparecen unos personajes de lo más curioso y simpático.

 

 

Los globos

     Después de haber inflado varios globos, se dejan en el suelo y, durante un tiempo ya pactado, los participantes deben explotar el mayor número de globos posible, solamente sentándose (un poco fuerte) sobre ellos. El jugador que en ese tiempo explota más globos es el vencedor.

 

 

Las cuatro esquinitas

     A este juego sólo pueden jugar cinco. Uno se queda en el centro de la habitación mientras cada uno de los otros ocupa una esquina de la misma. A la orden de uno de ellos, todos se intercambian las esquinas, muy rápidamente, para intentar así que el que se encuentra en el centro no consiga quitar "su" esquina a ninguno poniéndose en su lugar. Si lo consigue, pasa al centro el que se ha quedado sin ella.

 

 

Los oficios

     Todos los niños sentados en círculo en el suelo. Uno de ellos en el centro del círculo imita a través de la mímica un oficio que se le ha dicho al oído previamente. Los demás niños deben adivinar de qué oficio se trata. El niño que lo adivina pasa al centro del círculo y será él quien represente el siguiente oficio.

Volver al menú Juegos