adivari

Adivinanzas    variadas

 

 

En mí se mueren los ríos,
y por mí los barcos van,
muy breve es el nombre mío,
tres letras tiene no más.
(El mar)

 

Como el algodón 
suelo en el aire flotar, 
a veces otorgo lluvia 
y otras, sólo humedad. 
(La nube)

 

Desde el día en que nací,
corro y corro sin cesar:
corro de noche y de día
hasta llegar a la mar.
(El río)

                                                     

Como una peonza 
da vueltas al sol,
gira que gira, 
sin tener motor.
(La tierra)

 

Silba sin tener boca,

corre sin tener pies,

te pega en la cara

y tu no lo ves.

                  (el viento)

Aparece por delante, 
por los lados, por la espalda,
te descuidas un instante
y te levanta la falda.
(El viento)

No ves el sol, 
no ves la luna,
y si está en el cielo 
no ves cosa alguna.
(La niebla)

   

Sin ser rica tengo cuartos
y, sin morir, nazco nueva;
y a pesar de que no como,
hay noches que luzco llena.

(la luna)

                                       

Alumbra sin ser candil,
algunas veces nos quema,
al atardecer se duerme,
por la mañana despierta.
(El sol)

 

Salgo por las mañanas

y por las tardes me escondo,

doy mucho calor y luz

y soy redondo, redondo.

(el sol)

 

Redonda, redonda, como un queso

y nadie puede darla un beso.

(la luna)

 

¿Qué es una cosa

que se mete en el agua  y no se moja?

(el reflejo)

 

Pequeño, pequeño como una nuez,

cuanto más le quitas, más grande es.

(el agujero)

 

¿Que es una cosa

que cuanto más grande es, menos se ve?

(la oscuridad)

 

Alto, alto como un pino

y pesa menos que un comino.

(el humo)

 

Largo, largo como un camino

y pesa menos que un comino.

(el hilo)

 

Vence al tigre, vence al león,

vence al toro embravecido,

vence a señores y reyes

que a sus pies caen rendidos.

                            (el sueño)

                             

Habla y no tiene boca.

Anda y no tiene pies.

La trae el cartero.

¿Sabes lo que es?

                     (la carta)

 

Se repiten de doce en doce

y son célebres sus voces.

                       (las horas del reloj) 

 

De siete en siete vamos

cogiditos de la mano.

                   (los días de la semana)

 

En la calle me toman,

en la calle me dejan;

en todas partes entro,

de todas partes me echan.

                          (el polvo)

                                                           

Para bailar me ponen la capa

y luego me la han de quitar;

pues yo bailo sin llevar capa

y si no me la ponen no puedo bailar.

                       (la peonza)

                                                               

Un platito de avellanas

que de día se recogen y de noche se derraman.

          (las estrellas)

 

Adivina qué es lo primero

que hace el sol cuando sale.

  (sombra)

 

Con dos luces te aviso

si puedes o no pasar;

la verde dice sí

y la roja te manda parar.

 (semáforo)

                                       

 

¿Quién es, quien es,

el que bebe por los pies?

      (el árbol)

 

Vivo en la calle, tres ojos tengo.

Todos me miran y a nadie veo.

  (semáforo)

                                      

                                          Volver al menú Adivinanzas